La epidemia de COVID-19 causada por coronavirus que estamos viviendo, ha disparado el número de consultas que estamos recibiendo referente a la esterilización mediante luz ultravioleta. Es por esto que hemos decidido hacer un apartado específico en nuestra web para dar a conocer nuestros productos de desinfección UV; y así tratar de orientar a las personas que deseen aplicar esta tecnología.

Desinfección de virus mediante luz UVC

La luz ultravioleta en las longitudes de onda más cortas es letal en virus y microbios. Toda superficie o ambiente que reciba la dosis adecuada de energía UV quedará exenta de estos gérmenes.

El grado de desinfección que se obtiene varía en función de la cantidad de luz emitida y el tiempo de exposición. A mayor dosis obtendremos una mayor desinfección; por lo que si no se alcanza la dosis requerida para eliminar el virus en cuestión solo obtendremos una desinfección parcial sobre éste.

Es por esto que antes de utilizar un aparato de desinfección UV, es necesario determinar cual es el más adecuado, y en qué condiciones deberá trabajar para obtener el máximo efecto germicida.

Precauciones de uso

A raíz de esta epidemia se ha extendido la oferta y demanda de todo tipo de aparatos ultravioleta que dicen eliminar el virus causante del COVID-19, pero el uso de cualquier aparato sin garantías de funcionamiento y seguridad, y de cualquier forma puede suponer un riesgo grave para las personas.

La luz germicida ultravioleta es muy útil para desinfectar el aire y todo tipo de superficies, pero también hay que tener en cuenta que es muy dañina para todos los seres vivos, por lo que debemos evitar por completo el exponernos directamente a ella.

Los equipos para la desinfección del aire ya están protegidos frente a la salida de luz UV, por lo que no suponen ningún riesgo para la salud.

En cambio, los aparatos destinados a eliminar los gérmenes de las superficies hay que utilizarlos siempre cuando no haya nadie próximo para evitar que reciban su luz.

Antes de utilizar este tipo de aparatos, hay que asegurarse que se toman todas las precauciones necesarias para evitar que alcance la piel o la vista de personas o animales.

Por otro lado, esta tecnología no requiere prácticamente otro mantenimiento que el cambio de lámparas UV cada cierto tiempo y, por lo general, su emisión no genera residuo alguno – a excepción de una gama determinada de lámparas específicas para la generación de ozono – pero un manejo indebido o el uso de lámparas incorrectas pueden entrañar riesgos.

Siempre que se tengan en cuenta estas premisas, podremos utilizar con toda seguridad nuestro esterilizador UV.

Si tiene cualquier duda al respecto consulte siempre a un profesional.

Productos destacados

Consulte nuestra tienda online para otros productos estándar.