Tipos de lámparas germicida

Hay varios tipos dependiendo del uso y la potencia que se necesite. Entre otras variantes las hay con y sin generación de ozono, compactas, para uso en aire, agua, etc. Listamos las más comunes:

Baja presión

Fluorescentes lineales

Consisten en un tubo de vidrio que emite luz ultravioleta de onda corta.

Sus principales aplicaciones: agua potable de uso residencial, purificadores de aire…

Compactas

Su uso viene a ser el mismo que con los fluorescentes lineales pero con la ventaja de ser mucho más compactas y con un solo punto de conexión.

Aplicaciones: Estanques de agua, inserción en conductos de ventilación…

Gama mini

Con un diámetro inferior al de los fluorescentes germicida estándar cumplen las más estrictas normativas de residuos. Variantes con conexionado por uno o ambos extremos.

Aplicaciones: Tratamiento de sistemas de agua municipal, piscinas, colectores de aire…

Media presión

Estas lámparas de hasta 120 w/cm son lámparas de descarga de mercurio y emiten en un espectro más amplio que las anteriores, llegando en algunos casos incluso a emitir por debajo de los 240 nm donde se forma el ozono.

Aplicaciones: Tratamiento de agua residual municipal, procesos industriales…

Amalgama

Las lámparas de amalgama combinan las ventajas de las anteriores, proporcionando una alta eficiencia y emisión UVC con poca depreciación.

Aplicaciones: Unidades de procesamiento de aguas, reducción de compuestos organicos (versiones con emisión de ozono), tratamiento de conductos de ventilación.